dijous, 1 de desembre de 2011

Estilo directo y Indirecto

Estilo Indirecto

El estilo indirecto es el que usa el narrador cuando con sus propias palabras nos reproducen la voz de los personajes, esto es, cuando de una manera u otra, nos resume sus palabras o pensamientos.
El diálogo o estilo indirecto implica siempre, por un lado, la existencia de una selección de la información por parte del narrador —sólo reproducirá lo que a él le parezca conveniente— y, por otro, la falta de los matices emocionales y expresivos del personaje. Lingüísticamente, estos fragmentos estarán dominados por la tercera persona, en tanto que no son otra cosa sino narraciones de lo que piensan o dicen los personajes.
Ej: "Él se acercó mirándola a los ojos y le dijo que jamás la podría amar y que era mejor que se alejasen."
Predomina el lenguaje del narrador. Cuando este quiere darle paso a las palabras de alguno de los personajes, lo hace por medio de la conjunción subordinada "que" o simplemente aludiendo en su propio discurso a las palabras del personaje, pero narrándolas él mismo sin dejar el monopolio del discurso.


Estilo Directo

Se narra en estilo directo cuando el narrador deja que escuchemos directamente lo que los personajes dicen, piensan, o hacen. Se pueden usar varios procedimientos:
Se introducen las palabras de los personajes con un verbo de “decir” y dos puntos. Las palabras del personaje se indican con una raya de diálogo.
Soltó una brusca carcajada, tras de lo cual añadió:
—¿Qué le parece, señora? Le haremos compañía hasta mañana, ¿no está mal, eh?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada